Get Adobe Flash player

CRIC, 30 noviembre, 2016

Denunciamos a la opinión pública nacional e internacional los hechos que el pasado 20 de noviembre ocurrieron en el resguardo Pipalta Palví Yaguapí, Municipio de Barbacoas, Departamento de Nariño.

En el resguardo Pipalta Palví Yaguapí ha hecho presencia frecuente el ELN donde, violando los principios del Derecho Internacional Humanitario, se ha aproximado a las zonas pobladas y a los centros educativos, instalando la bandera de este grupo armado. Recientemente han aumentado su presencia en la región, lo que ha conllevado al aumento de reclutamiento de menores, la sola presencia de este grupo armado ilegal pone en riesgo la pervivencia de las comunidades Awá de este resguardo, dejando en zozobra a quienes se encuentran dentro de su territorio ancestral.

 

Eso ha llevado a que nuestras comunidades queden en medio del fuego cruzado de actores armados, vulnerando nuestros derechos humanos y el DIH. Hace aproximadamente tres semanas, un grupo paramilitar que acciona en Barbacoas, amenazó a las comunidades Awá de la zona, situación que fue puesta en conocimiento por las autoridades de los resguardos asociados a la UNIPA y la Zona Telembí Awá, a las instituciones de gobierno en el marco del Subcomité de Prevención, Protección y Garantías de No Repetición, realizado el día 4 de noviembre en la ciudad de Pasto.

El día 20 de noviembre del presente año, un grupo armado ilegal de aproximadamente 50 Hombres, ingresaron a la comunidad Palví del resguardo Pipalta Palví Yaguapí a las 4 de la tarde. Los habitantes pudieron refugiarse en zonas seguras del territorio, mientras escuchaban disparos que los hombres realizaban en la comunidad. El grupo armado salió al final de la tarde, no sin antes amenazar con que regresaría. Posteriormente activó un artefacto explosivo en uno de los caminos del resguardo. Si bien no hubo víctimas fatales, la comunidad teme por su vida e integridad física y emocional, al estar en medio de dos grupos armados.

No es la primera vez que el resguardo de Pipalta vive el terror de la guerra. Entre el 2010 y el 2014 el ELN ha desaparecido a cuatro personas de la comunidad. En el año 2013 grupos paramilitares, asesinaron a un hombre y una mujer Awá del resguardo. Vivimos múltiples casos de reclutamiento forzado, amenazas, asesinatos y desapariciones, afectando gravemente el tejido social de nuestro pueblo.

Para el pueblo indígena Awá nuestro territorio es de paz y convivencia, es por ello que exigimos la garantía de la vida y del pleno goce de nuestros derechos para nuestras comunidades. El temor de que regrese este grupo armado ilegal es grande, por lo cual alertamos a la comunidad nacional e internacional de una posible masacre, confinamiento y desplazamiento masivo de todas las comunidades de este resguardo.

Por los hechos anteriormente citados, y a la luz del Decreto Ley de Víctimas para pueblos indígenas 4633 de 2011, de las Medidas Cautelares emitidas a nuestro favor por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y de los Autos de la Corte Constitucional 004 de 2009 y 174 de 2011, los cuales reconocen el riesgo de exterminio físico y cultural que vive el pueblo Awá, exigimos:

 Que los gobiernos: nacional, departamental y municipal garanticen nuestros derechos humanos, activando las medidas necesarias para atender los hechos que se han venido presentando. Así mismo, que prevengan cualquier otra vulneración por parte de esos grupos armados dentro de nuestro territorio ancestral.

 Que la guerrilla del ELN demuestre su voluntad de paz y se abstenga de hacer presencia en el resguardo Pipalta Palví Yaguapí y en todo el territorio ancestral, pues viola nuestros derechos, involucra y pone en riesgo a los habitantes de las comunidades de los resguardos Indígenas Awá.

 Que los grupos paramilitares no ingresen a nuestros territorios por ningún motivo ni amenacen a nuestra población, esto viola nuestros derechos y genera zozobra a quienes queremos vivir en armonía y en paz.

 Que las instituciones gubernamentales apoyen el fortalecimiento de las estrategias propias de protección del pueblo Awá, únicos instrumentos que tenemos para responder de manera territorial, rápida y eficaz a los hechos relacionados con el conflicto armado.

 Que las agencias internacionales, los defensores de derechos humanos y el ministerio público, activen las instancias humanitarias para poder denunciar, hacer seguimiento y prevenir nuevos hechos como los ocurridos.

Los Awá somos un pueblo de Paz, no permitan que quedemos una vez más en medio de la guerra.

Asociación de Autoridades y Cabildos Tradicionales indígenas Awá

Organización Unidad Indígena del Pueblo Awá – UNIPA

Páginas Amigas

Eventos

Chat KOKA TV

Iniciar Sesión